20,000 suecos se autoexcluyen

Publicado: 12.02.2019

Suecia es uno de los países europeos que desde el 1 de enero de 2019 tiene nueva legislación para ofrecer juegos de casino en plataformas digitales y casinos físicos. Hasta el momento el gobierno sueco ya ha concedido casi 70 licencias que permiten a distintos operadores nacionales e internacionales ofrecer sus productos y servicios de manera legal en el país nórdico.

Una de las novedades de la ley sueca relacionada con el juego es que permite a los residentes de Suecia prohibirse ellos mismos el poder apostar con dinero real en juegos de casino. Esta es una medida que trata de evitar la adicción al juego y hasta el momento más de 20,000 suecos han rellenado sus formularios para autoexcluirse tanto del juego online como del que se ofrece en los casinos físicos.

Sin embargo, las autoridades suecas han podido comprobar que algunos operadores todavía permiten acceder a juegos con apuestas reales a algunos usuarios aunque estén dentro de este registro que les impide hacer apuestas. Por esta razón estos operadores ya han sido advertidos de que si no solucionan esta situación a la mayor brevedad posible, podrían enfrentarse a multas económicas e incluso a la cancelación de su licencia de juego.

Otro aspecto que parece ser que va a cambiar en el país escandinavo es la limitación de la publicidad de apuestas deportivas o juegos de casino durante la retransmisión de deportes en vivo. Cuestión que también se está tratando en Dinamarca.

¿Qué opinan los jugadores españoles sobre esta situación?

Algunos jugadores españoles han manifestado en foros de apuestas que esta medida sueca en España no tendría demasiado impacto real. Es cierto que los jugadores con grandes problemas de adicción al juego podrían inscribirse en un programa similar, pero lo cierto es que la mayoría serían personas que no suelen apostar online y usarían este registro para mostrar su rechazo a las apuestas y juegos de casino.

Recordemos que aunque en la actualidad en España ya son muchas las personas que tienen problemas de adicción al juego (especialmente entre la población más joven), lo cierto es que únicamente reconocen esta enfermedad usuarios que han llegado a situaciones límites en las que su seguridad financiera se ha visto realmente en peligro.

Estas serían las personas que verdaderamente reconocerían su problema y podrían inscribirse en un programa similar al que se ha establecido en Suecia, pero ¿qué ocurre para el resto individuos que todavía destinan gran parte de su presupuesto a las apuestas sin conocer exactamente las consecuencias reales de jugar sin control?

Suecos Juego online