Asset 1

bet365 y otros operadores clarifican su situación en Suecia

Publicado: 30.10.2019

Es un hecho contrastado que desde que cierta población española y europea ha puesto el grito en el cielo a la supuesta adicción al juego entre los jóvenes (algo de lo que hablaremos más adelante sobre la operación Arcarde), las regulaciones de muchos países europeos se han modificado para que además de que las Casas de Apuestas y Casinos online no ofrezcan ningún tipo de servicio a menores de edad, tampoco se puedan realizar apuestas en deportes donde mayoritariamente los deportistas no han cumplido los 18 años.

En Suecia a principios de este año el organismo regulador del juego en el país nórdico, Spelinspektionen, descubrió que ocho operadores con licencia legal en el país para ofrecer sus servicios y productos estaba permitiendo apuestas en menores de edad. Estos fueron los operadores penalizados: Flutter Entertainment, Bethard, Casinostugan, GVC Holdings, bet365, Polar Limited, The Stars Group y Gaming Innovation Group.

Además, Betsson, bet365 , Kindred y ATC tuvieron que afrontar un proceso más minucioso del que se acaba de saber que los cuatro operadores continuarán con su licencia en Suecia. La resolución dictaminó que no se les retiraría sus licencias porque en los partidos de fútbol en los que participaban menores de edad y se podían hacer apuestas, los menores eran una minoría y no una mayoría.

¿Qué ha ocurrido en España con los menores de edad y la operación Arcade?

Muy buena pregunta. Después de que el 27 de septiembre se lanzara una operación policial en conjunto con diferentes fuerzas del estado contra las salas físicas de apuestas como nunca antes se había visto, lo sorprendente es que ninguno de los mayores medios de comunicación de España se haya hecho eco de unos datos que se esperaban catastróficos.

Recordemos que el principal propósito de esta operación policial era verificar la presencia de menores de edad en salas de apuestas físicas (limitadas solo para adultos). Durante los últimos tiempos muchas asociaciones vecinales y otras organizaciones indicaban que en estos centros de ocio para adultos entraban y salían menores de edad sin que realmente hubiera un control exhaustivo. Por eso la operación Arcade se llevó a cabo de manera conjunta en las principales localidades de España un viernes en horario escolar. Muy bien pensado.

Pero, ¿cuáles fueron los resultados? Para nada las cantidades alarmantes que se habían pronosticado. De las 1.881 inspecciones que se llevaron a cabo, según la patronal del juego privado en España (Cejuego), la incidencia de menores en lugares restringidos de apuestas para adultos no llegó ni siquiera al 1%, quedándose en el 0.93% al detectarse 28 casos. Los padres o tutores legales de los menores fueron notificados correspondientemente para que pudieran tomar las medidas necesarias y evitar una situación similar en el futuro.