Asset 1

Chipre se pone las pilas para combatir la adicción al juego

Publicado: 07.05.2019

Nadie pone en duda que los juegos de casino son una gran forma de ocio que se pueden usar para obtener unos ingresos extra todos los meses (haciendo apuestas reales) o que se pueden utilizar por simple diversión (como la versión “Demo” de prueba gratis). Sin embargo, también tienen algunos riesgos asociados como la ludopatía y la adicción al juego.

Por esta razón muchos países europeos están modificando sus legislaciones (se espera que la nueva legislación española vea la luz en 2019) para que los juegos de casino sean todavía más seguros y confiables. Este es el caso de Chipre, cuya Comisión del Juego ha solicitado al gobierno un millón de euros para establecer un programa eficiente que combata la adicción al juego en un país en el que casi 400,000 personas (o el 75% de la población mayor de 15 años) comenta que hace uso frecuente de los juegos de azar. De todo este sector de la población, el 81% se identifica con un nivel bajo de adicción al juego, el 13% muestra indicadores de una posible adicción y el 6% es adicto.

El programa que pretende desarrollar la organización chipriota quiere ofrecer herramientas útiles a los chipriotas para prevenir la ludopatía y la adicción al juego; un trastorno cada vez más común entre los europeos. Con el dinero solicitado se proyecta cubrir los gastos de un centro de prevención que ofrezca información a personas en riesgo y también apoye a los jugadores y público en general. Además, tratará de imponer un sistema como el que ya se utiliza en España en el que los usuarios se registran voluntariamente para autoexcluirse de las páginas web de apuestas durante cierto periodo de tiempo y evitar riesgos mayores. Otras ideas se centran en organizar seminarios en centros educativos y otras instituciones sobre los peligros de las apuestas.

¿Cuál es la situación del sector del juego en Chipre?

Aunque se trata de uno de los países más pequeños de Europa, en esta isla mediterránea el iGaming ha crecido al mismo ritmo que en otros países europeos. En la actualidad hay 10 licencias legales de operadores que ofrecen apuestas online y además hay 528 salas físicas repartidas por toda la isla; siendo la capital, Nicosia, la ciudad donde se concentran un mayor número con 176 instalaciones físicas. Le siguen Limassol con 157, Larnaca con 95, Paphos con 56 y Famagusta con 44. Respecto a los casinos físicos, hay tres en Limassol, Nicosia y Larnaca gestionados por Melco y se prevé la apertura de dos más a finales de este año.