Asset 1

Los burgaleses no quieren publicidad de apuestas en sus autobuses

Publicado: 03.11.2019

Prácticamente todos los días aparece una noticia nueva relacionada con las Apuestas Deportivas y/o los Juegos de Casino; y generalmente no es muy positiva. El juego online y físico está presente en diferentes ámbitos de la sociedad española, por lo que a día de hoy existe gran un alarmismo sobre el número de personas (especialmente jóvenes) que usa con demasiada frecuencia esta forma de entretenimiento llegando a casos de adicción al juego.

Desde que en el 2012 la Dirección General de Ordenación del Juego estableciera las bases para la apertura de las apuestas online en España, el número de cuentas registradas y operadores que ofrecen este tipo de servicios y productos de manera legal en nuestro país no ha parado de crecer. Esto hace que en la actualidad exista una gran competencia entre las docenas de Casas de Apuestas y Casinos Online de España y por eso la publicidad y estrategias de marketing son la clave del crecimiento de esta industria.

Recientemente diferentes asociaciones vecinales de Burgos han puesto el grito en el cielo al ver como en parte de su flota de autobuses (en esta ciudad castellano-leonesa circulan un total de 34 autobuses y dos microbuses) aparecía publicidad de un operador de juegos de azar muy conocido. ¿Cómo ha podido ocurrir esto si en las líneas de autobús de Burgos también se montan menores de edad y una de las prioridades actuales es evitar cualquier exposición de los juegos de azar a los menores de 18 años?

La razón es muy sencilla. El pasado febrero se abrió un concurso para adjudicar la publicidad del transporte urbano de Burgos y en el pliego de condiciones en ningún lugar se especificó que no se podía poner este tipo de anuncios en estos vehículos (algo que sí ocurrió en el concurso para gestionar la publicidad que se ofertó previamente).

Por esta razón ahora esta publicidad considerada negativa por muchos burgaleses está circulando por la ciudad sin que se pueda prohibir, aunque el servicio que gestiona el transporte público en Burgos puede impedir la publicidad en sus vehículos si los anuncios se consideran que atentan contra la moral, la legislación vigente, las buenas costumbres o incluso la Ley General de Publicidad.

Por el momento ningún responsable de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) ha mostrado su opinión al respecto, pero quienes sí lo han hecho son una buena parte de los burgaleses que no quieren que este tipo de anuncios circulen por su ciudad de manera descontrolada teniendo en cuenta los efectos negativos que pueden tener los juegos de azar sobre personas que no tienen la madurez suficiente para evaluar sus consecuencias.