Mitos y verdades sobre la adicción al juego

Publicado: 29.05.2018

Si ya llevas un tiempo divirtiéndote y ganando dinero gracias a los juegos de azar de los casinos online, probablemente tu círculo cercano de amigos y/o familiares te hayan hablado en alguna ocasión sobre los riesgos de la adicción al juego. Antes de la aparición de internet la adicción al juego únicamente se localizaba en ciertos usuarios frecuentes de los casinos físicos y algunas personas que no se separaban de las tradicionales máquinas tragaperras de los bares.

 

Sin embargo, ahora cualquier persona goza de cierto anonimato y privacidad en internet para caer en un problema que afecta a miles de personas en nuestro país: la adicción al juego.

¿Qué hay de verdad sobre la adicción al juego?

 

Este tipo de adicción no ha sido tan estudiado e investigado como las adicciones al alcohol y a las drogas, por lo tanto circulan por la red demasiadas “leyendas urbanas” sobre la adicción al juego. Para que te analices a ti mismo o puedas ayudar a alguien que sospechas que pueda estar pasando por esta problemática, hemos recopilado algunos de los mitos y verdades sobre la adicción al juego más populares.

 

  • Únicamente tienen adicción al juego las personas que juegan todos los días.

La frecuencia no es el factor determinante para decir si alguien es adicto al juego o no. Por ejemplo, alguien puede jugar todos los días a las Loterías y Apuestas del Estado y nadie lo clasifica como una adicción; sin embargo, una persona que usa el mismo tiempo todos los días en hacer una apuesta online puede recibir comentarios de que tiene una adicción. Esta variable no se puede analizar por sí misma sino en combinación con otras.

 

  • Si el jugador tiene los recursos económicos necesarios, no es una adicción.

Otra interpretación errónea. Es cierto que el dinero que se apuesta es algo a tener en cuenta, pero también hay que considerar que las apuestas pueden influir en aspectos laborales y sentimentales que pueden acarrear problemas de salud, ansiedad, estrés e incluso en casos extremos, el suicidio. Ya se sabe: el dinero no trae la felicidad.

 

  • Sólo los jugadores más débiles caen en la adicción al juego.

La adicción al juego no se trata de fortaleza mental o inteligencia, cualquier persona independientemente de sus capacidades o situación socioeconómica puede caer en la adicción.

 

Estos son solo algunos de los mitos sobre la adicción al juego más conocidos, pero seguro que tú también conoces algunas frases que te han podido hacer en algún momento dado. Lo importante es que tengas presente que la adicción al juego es algo real y que cuando tengas indicios de que tú o alguien que conoces está sufriendo este problema, busques ayuda profesional inmediatamente.

ludopatia