Pierde 1200 euros en una tragaperras y se roba la máquina

Publicado: 14.12.2012

Fuentes policiales de Usera dieron cuenta de un delito insólito en un bar de este distrito madrileño: un parroquiano le exigió a la camarera la devolución de 1200 euros que llevaba perdidos en una máquina tragaperras del local y, ante la negativa de la empleada, desenchufó la máquina y se la llevó.

Jugó, perdió y se enojó

Al parecer el individuo llevaba un buen rato tentando a la suerte en una tragaperras de un bar sito en el número 112 de la calle Cristo de la Victoria, llegando a perder una suma cuantiosa.

Irritado por las pérdidas el jugador, de origen gitano, increpó a la camarera reclamando el pago de 1200 euros como restitución por las pérdidas sufridas en la máquina.

Un insólito robo

Cuando la empleada se negó a entregar el dinero reclamado, el airado parroquiano procedió a desenchufar la tragaperras y a cargarla sin ayuda en su furgoneta, tras lo cual se dio a la fuga.

La policía no ha logrado aún dar con el paradero del delincuente. Además del dinero de apuestas contenido en la tragaperras, se debe considerar el costo de la máquina en sí, que puede llegar a los 6000 euros para máquinas nuevas y a los 1000 euros para unidades usadas.

Noticias_270x203