Por la crisis más españoles juegan, pero arriesgan menos

Publicado: 26.07.2012

Un estudio recientemente sobre la percepción social de los juegos de azar publicado por la Universidad Carlos III de Madrid revela que como consecuencia de la crisis los españoles que juegan arriesgan cantidades más pequeñas, pero a la vez ha crecido la cantidad de personas que juegan en forma habitual.

Según el estudio, que analiza el impacto de la crisis económica sobre el juego, los jugadores participan mayormente en juegos pasivos tales como las quinielas y loterías y el resultado neto ha sido una reducción durante el último año de la cantidad total de dinero apostado.

Aumento de la cantidad de jugadores

La proporción de residentes de España de entre 18 y 75 años que juegan habitualmente se incrementó desde 49,4% en 2009 hasta el 63,8% en 2011. Al respecto explica Francisco Javier Ruíz Martínez, profesor de la Universidad Carlos III, que “Las épocas de crisis son proclives a que la sociedad se alimente de ilusiones y el juego genera siempre la expectativa de ganar”.

El juego en linea mueve casi 650 millones de euros

Otro dato relevante del informe es que la proporción de jugadores en línea de esa banda de edades del 6,4% al 6,2%, y también estos apostadores arriesgan menos de manera individual. El mercado español de juego en Internet alcanzó un volumen global de casi 650 millones de euros, levemente menor que los  671.2 millones jugados en línea durante 2010.

Noticias_270x203